Su fundador Still nos explica: "Cuando todas las partes del cuerpo humano están alineadas, gozamos de salud. Cuando no están alineadas, el efecto es la enfermedad. Cuando se reajustan las partes, la enfermedad cede paso a la salud. La labor del osteópata estriba en ajustar el cuerpo para que pase de la situación anormal a la normal; así, los estados anormales ceden paso a los normales y la salud es la consecuencia del estado normal ".